Cuál es el mantenimiento adecuado para tanques de agua: inspección y circulación

|
Cuál es el mantenimiento adecuado para tanques de agua: inspección y circulación

Tu tanque de agua es de los dispositivos e instrumentos más valiosos de tu sistema hidráulico. The American Water Works Association (AWWA)  tiene guías y medidas específicas que te pueden ayudar a mantener en estado óptimo y funcional tu sistema en general. En este artículo vamos a explorar los dos temas más importantes en cuanto a los tanques de agua, que gracias al uso constante del día a día se desgastan más rápido. La primera es la rutina de inspección que se le debe de dar a los tanques periódicamente y la otra es cómo asegurarnos de que la circulación de agua en el tanque sea la correcta.

Inspección

De acuerdo a la  AWWA M42, los tanques de agua necesitan ser inspeccionados por profesionales en la rama cada cierto periodo estimado para asegurar la higiene y funcionamiento integral. Estas inspecciones deben incluir lavados una vez cada 3 años a menos que el tanque se encuentre en un área  propensa a problemas de sedimentos, entonces, el lavado se tendrá que hacer una vez al año. Además, cada reparación de tanque tendrá que llevarse a cabo con un cuidado detallado de su estructura y finalizar con un reporte que brinde la certificación y calidad de su equipo.

 

Existen 2 opciones para realizar las inspecciones: Secado y el ROV (Remote Operated Vehicle). El secado es un procedimiento que se lleva a cabo tal y como su nombre lo indica. Toda el agua es removida y el personal calificado entra y comienza la inspección. Dependiendo de donde venga el flujo de agua este método frecuentemente requerirá de vaciar todo el tanque.  

 

Con la opción del ROV, la cual no requiere que se drene el tanque y tampoco procedimientos con trajes de buzo y tanques de oxígeno. Realmente obtiene resultados excelente.

 

El ROV es controlado por personal calificado y entrenado para usar todo el equipo necesario. Por este método, tu puedes ver y corroborar el trabajo que hacen por medio de un monitor y hablar directamente con las personas a cargo. Así como en el método del secado, cada centímetro de tu tanque es inspeccionado: condiciones de la estructura, seguridad y recubrimiento.

 

Con cualquiera de los 2 procedimientos, un reporte por escrito se te debe de entregar, incluyendo fotografías, recomendaciones y costos estimados en caso de requerir alguna reparación.

 

Cuando sea el tiempo de vaciar el tanque, una válvula de presión o un tanque temporal son las opciones más viables para no parar todo el sistema y seguir brindando las atenciones adecuadas a nuestro equipo.

 

Circulación


Cuidar la circulación del agua es la clave para prevenir estratificaciones en el tanque. Algo para recordar es que al mantener el flujo correcto, el congelamiento y almacenamiento del agua no debe de presentar algún problema.

 

Generalmente, el agua es añadida y vaciada mediante las tuberías de entrada y salida. Cuando el flujo de llenado es mayor al flujo de vaciado, el nivel del agua aumenta. Cuando el flujo de vaciado es mayor al de llenado, el nivel del agua disminuye.

 

Si ambos flujos se mantienen estables y constantes, el nivel del agua se mantendrá siempre a cierto nivel. Esto da como resultado que el agua de arriba no tenga el movimiento suficiente y se estratifique o se estanque. Además, el cloro en el agua estancada se puede agotar más fácilmente lo que lleva a un crecimiento de microorganismos no deseados.

 

Una manera común y económica de  prevenir esto es extendiendo las tuberías de entrada para que el llenado siempre llegue hasta cierta capacidad. Entonces, la mezcla ocurrirá cuando el agua sea puesta en el tanque, con esto, no es necesario implementar algún tipo de equipo complementario. Esperamos que toda la información les sea oportunida y de gran ayuda para resolver esta clase de problemas.

 

En Quima, tenemos un amplio catálogo con diferentes modelos de tanques de agua que se adaptan justo a tus necesidades, estamos para servirle.


Dejar un comentario